¿Cómo se benefician los niños y niñas al jugar al aire libre?

Se diversifican su posibilidades de aprendizaje y experimentación, potenciando la creatividad que se desarrolla con mayor fluidez en libertad, principalmente en los espacios al aire libre.

En la primera infancia son innumerables los beneficios que aportan a los niños y niñas las actividades al aire libre, como, por ejemplo, potenciar el proceso de aprendizaje cognitivo y la formación integral. Por ello, Fundación Integra, a través del proyecto educativo “Juego y aprendo al aire libre”, promueve el juego espontáneo en la naturaleza, gracias a la participación activa de los equipos pedagógicos, familias y comunidad.

El proyecto implica una serie de acciones a mediano y largo plazo, tales como elaboración de material técnico pedagógico escrito y audiovisual, exposición de buenas prácticas a través de experiencias educativas al aire libre, creación de relaciones de trabajo colaborativo con organizaciones con experiencia en este ámbito, entre otras acciones.

Según Schlomit Creixell, profesional de apoyo del Área Curriculum de la Dirección de Educación, el trabajo al aire libre y el contacto con la naturaleza influye en la salud mental de los niños y niñas. “Toda la comunidad educativa mejora su salud mental y emocional al realizar actividades al aire libre en contacto con la naturaleza”, dice.

Y agrega: “En el libro ´Educar en verde´ de la docente investigadora y especialista en infancia, Heike Freire, encontramos interesantes datos como que las actividades al aire libre reducen el riesgo de padecer enfermedades mentales, aumentan la sensación de bienestar y la autoestima. Asimismo, reduce los síntomas del déficit de atención, mejora el comportamiento y los resultados académicos”.

Por Jacqueline Otey – Integra.cl