por EducaFME

Colegios del norte y sur de Chile obtienen primeros lugares en concurso periodístico

noviembre 26, 2021 in Noticias

Coelemu, Alto Hospicio, Antofagasta y Talca son las comunas de los colegios que reciben los primeros lugares de El Mercurio de los Estudiantes 2021.

En esta versión del concurso, más de 50 equipos, conformados por estudiantes y profesores guía de distintas regiones del país, trabajaron artículos que retrataran de manera cercana lo que pasaba en sus comunas o regiones en torno a la pandemia.

El esfuerzo de más de cuatro meses se ve reflejado en crónicas, columnas, ilustraciones y fotonoticias que permiten conocer el impacto de lo que ha ocurrido en el último año, desde la visión de los estudiantes. Todo un logro que cumple con los objetivos que impulsa este programa en los 18 años de su existencia.

Estos son los equipos y colegios ganadores 2021:

Categoría Básica:

Primer lugar, Escuela Villa Jesús de Coelemu (Equipo 47B)

Segundo lugar, Escuela República de EE.UU. de Norteamérica, de Antofagasta (Equipo 27B)

Categoría Media:

Primer lugar, Colegio Marista Hermano Fernando, de Alto Hospicio (Equipo 5M)

Segundo lugar, Colegio Concepción de Talca  (Equipo 49M)

Mejor Ilustración

Categoría básica, Centro Educacional Particular Compañía de María, de Puente Alto (Equipo 24B)

Categoría Media, Liceo Camilo Henríquez de Temuco (Equipo 52M)

Profesor/a motivado/a:

Diego Ponce, colegio San José de San Bernardo

Orani Salazar, Liceo Camilo Henríquez de Temuco

Felicitaciones a todos los participantes y a los integrantes de todos estos equipos ganadores.

Nos comunicaremos con cada profesor guía de estos equipos para revisar detalles de la premiación, que se realizará el 9 de diciembre, a través de Zoom.

Fuente: Elmercuriodelosestudiantes.cl

por EducaFME

CMDS planifica retorno total a clases presenciales a partir de marzo 2022

noviembre 25, 2021 in Noticias

Fuente: El Mercurio de Antofagasta

por EducaFME

Los beneficios de la educación ambiental en los niños y niñas

noviembre 25, 2021 in Noticias

La educación ambiental para niños debe comenzar en la escuela. El destino del planeta está en sus manos y es importante que desde pequeños aprendan a racionalizar los recursos y a aportar su granito de arena en la lucha contra el cambio climático. En este difícil examen se juegan un mundo mejor, más sostenible y habitable.

SENSIBILIZACIÓN DE LOS NIÑOS CON EL MEDIO AMBIENTE

La enseñanza primaria es una etapa clave en el desarrollo de la conducta, la conciencia social y la solidaridad. En el colegio aprendemos valores y comportamientos que nos acompañarán en la edad adulta y nos definirán como ciudadanos. De ahí la importancia de despertar el interés de los escolares por el cuidado y la protección del medio ambiente durante esta etapa.

La educación ambiental para niños pretende que estos hagan del cuidado de la naturaleza un estilo de vida, en lugar de limitarse a estudiarla. Esta disciplina busca que los menores desarrollen un pensamiento ecológico firme y potente, y lo utilicen para enfrentarse a los actuales retos medioambientales desde la participación y el compromiso.

La educación ambiental tiene, asimismo, otros efectos positivos para los más jóvenes. La Universidad de Stanford analizó en 2017 cómo beneficia esta asignatura a los escolares desde la etapa infantil al bachillerato. Después de revisar más de un centenar de estudios científicos publicados entre 1994 y 2013 por otras instituciones sobre este tema, concluyó que el 83 % de los escolares mejoró su comportamiento ecológico y que el 98 % amplió su conocimiento en otras materias como matemáticas y ciencias.

MÉTODOS DE ENSEÑANZA AMBIENTAL PARA NIÑOS

La educación ambiental es un proceso de por vida y debe incluirse tanto en el programa educativo de colegios e institutos como en otras actividades tipo seminarios, conferencias o charlas. Su enseñanza dentro del aula debe adaptarse a la edad y madurez de los niños, y su aprendizaje, además de teórico, debe ser práctico, ameno y divertido.

Muchas de estas actividades se pueden realizar en el patio del centro o en cualquier parque de la ciudad. En la calle es posible aprender de las plantas, los árboles, los ríos, los pájaros o los insectos, pero también de problemas medioambientales como la contaminación, la emisión de gases, el consumo energético, el reciclaje, el aprovechamiento del agua, etc.

OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL EN NIÑOS

La necesidad de incluir la educación ambiental en las escuelas es una demanda de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Irina Bokova, directora de este organismo, así lo manifestó durante el IX Congreso Mundial de Educación Ambiental (WEEC) celebrado en la ciudad canadiense de Vancouver en 2017.

Según la Unesco, los cuatro objetivos de la educación ambiental para niños son:

  Concienciarlos y sensibilizarlos ante los problemas medioambientales.

  Fomentar su interés por el cuidado y mejora del entorno.

  Desarrollar en ellos la capacidad para aprender acerca del medio que les rodea.

  Ampliar sus conocimientos ecológicos, en temas como la energía, el paisaje, el aire, el agua, los recursos naturales y la vida silvestre.

Educar a las nuevas generaciones es responsabilidad de todos, no solo de los padres. Los niños de hoy serán los gobernantes y líderes mundiales del mañana, y tendrán que hacer frente a grandes desafíos —como el calentamiento global o el estrés hídrico— y tomar decisiones cruciales para la humanidad. ¡El futuro está en sus manos!
 

Fuente: Iberdrola.com

por EducaFME

Mineduc da lineamientos para jardines infantiles en 2022

noviembre 24, 2021 in Noticias

Las indicaciones, para sostenedores de instituciones que imparten educación parvularia, incluyen presencialidad a partir del 2 de marzo, regreso a una jornada regular, retomar el programa normal de alimentación JUNAEB, nuevos protocolos sanitarios, y un plan de apoyo y acompañamiento por parte de las secretarías regionales del ministerio.

Para leer el documento completo con las indicaciones pincha aquí o en la imagen arriba.

por EducaFME

Experto destaca la importancia de estudiar al aire libre

noviembre 23, 2021 in Noticias

Fuente: El Mercurio

por EducaFME

Cómo criar hijos felices: claves para una crianza positiva y respetuosa

noviembre 22, 2021 in Noticias

Los padres somos los responsables de cuidar y dar a nuestros hijos todo lo que necesitan para su sano desarrollo, desde su salud física hasta su educación emocional. Y sin duda, una de las cosas que más nos preocupan como padres, es el asegurarnos de que nuestros hijos sean felices.

Es bien sabido que los primeros años de vida serán la base para su desarrollo social y emocional en el futuro, por lo que es sumamente importante asegurarnos de que estemos dándoles las herramientas necesarias. Por ello, hoy hablamos acerca de cómo criar hijos felices y te compartimos las claves para una crianza positiva.

Hijos felices: la meta de todos los padres

La felicidad es algo a lo que todos aspiramos. Tener una vida con la que nos sintamos tranquilos, plenos y contentos, es sin duda uno de los objetivos que muchos deseamos, no sólo para nosotros, sino también para nuestros propios hijos. Como padres, nuestra misión es esa: ayudar a nuestros hijos a que sean felices. Pero, ¿cómo hacerlo? ¿qué pasos debemos seguir para lograrlo?

Desde Espacio Vida, nos han compartido una infografía muy completa para poder criar hijos felices, en base a la psicología del desarrollo:

En ella, podemos observar algunos de los puntos más importantes para lograr criar hijos felices, así que partiendo de ello, te compartimos un poco más acerca de cada uno, y cómo puedes llevarlos a cabo en casa.

El apego seguro

En Bebés y más somos promotores de la crianza con apego o crianza respetuosa, así como de la disciplina positiva, de las cuales hemos hablado en varias ocasiones. 

Existen diferentes tipos de apego, pero el que nos ayudará a tener hijos felices es el apego seguro, que es aquel en el que se fomenta una relación donde existe comunicación, cuidado y demostraciones afectivas, proporcionándole a los niños seguridad, pero también las herramientas necesarias para desarrollar su autonomía. 

Un ambiente sano

El ambiente en el que se desarrollan los niños influye grandemente no sólo en su desarrollo emocional, sino también, en los posibles problemas a los que se pueda enfrentar en un futuro. Diversos estudios han encontrado que crecer en un ambiente conflictivo o de violencia hace que aumenten las probabilidades de tener problemas en la escuela o de caer en conductas de riesgo, como el alcohol y las drogas.

Recordemos que el entorno en el que crezcan los niños también sentará las bases para el tipo de relaciones que tengan con otras personas, por lo que es importante que se desarrollen en un ambiente de respeto y cariño, en el que sean tomados en cuenta y donde los conflictos familiares se resuelvan de la manera más amigable y pacífica posible, independientemente de si los padres están juntos o separados.

Reconocer sus esfuerzos

Una de las claves para ser felices, es sentirnos bien con nosotros mismos. Pero el sentirse bien con uno mismo, es algo que viene desde dentro y que comienza a fomentarse desde la infancia. Así que como padres, nos corresponde guiar a nuestros hijos para que tengan buena autoestima, confianza y seguridad en sí mismos.

Para lograrlo, es necesario que prestemos atención no solo a la forma en la que los tratamos, sino también a las palabras que les decimos y cómo se las decimos: ¿reconocemos solamente cuando logran hacer algo bien o elogiamos también sus esfuerzos? Parece una pregunta sencilla, pero la respuesta es más importante de lo que pensamos.

A veces creemos que lo mejor que podemos hacerles ver sus errores y solamente elogiarles cuando logran hacer las cosas de forma correcta, pero esto podría hacer que cuando fallen les resulte difícil manejar la frustración. En lugar de solo remarcar sus erroresdebemos elogiar también sus esfuerzos, para que así continúen intentándolo y vayan poco a poco aumentando su confianza en ellos mismos.

Tener límites y ser constantes

Contrario a lo que algunas personas creen, la crianza con apego o crianza respetuosa no es equivalente a nunca poner límites y dejar que los niños hagan lo que quieran. Hacerlo de ese modo solo resultaría en niños desorientados e inseguros, porque nunca nadie les dijo hasta dónde podían llegar.

Nuestro papel como padres, además de ser guías y proporcionarles un lugar seguro, es el de poner límites de forma clara, firme y consistenteexplicándoles de modo que ellos los entiendan y puedan comprender lo importantes que son, y siempre haciéndolo desde el respeto y con el ejemplo.

Trabajar en su educación emocional

A la escuela le corresponde la educación académica, a los padres la educación emocional. Trabajar en ella desde que son bebés y ayudarles a gestionar sus emociones cuando son mayores, es algo fundamental para su sano desarrollo y su felicidad.

Deberemos apoyar y guiar a nuestros hijos para que puedan comprender, identificar y gestionar sus emociones, no sólo para evitar que sean analfabetos emocionales, sino para que también puedan tener una relación positiva con ellos mismos y con las demás personas.

Cuidar nuestra salud mental y emocional

Y finalmente, pero no menos importante: nuestra salud mental y emocional. ¿Cómo pretendemos educar niños felices y seguros si nosotros mismos no cuidamos esos aspectos de nuestra vida? Siendo madres y padres es fácil olvidarnos de nosotros mismos, pero si no nos encontramos bien emocionalmente, no podremos transmitir ese bienestar a nuestros hijos, ni fomentar un desarrollo sano en ellos.

Para esto, deberemos buscar un tiempo para nosotros a solas, en el que podamos dedicarnos a hacer esas actividades que nos hacen sentir mejor, así como atender cualquier problema o inquietud de salud mental que tengamos.

Con estas claves basadas en una crianza positiva, podremos ayudar a que nuestros hijos crezcan y se desarrollen de forma sana, logrando que sean niños y, eventualmente, adultos felices.

Fuente: Bebesymas.com

por EducaFME

Profesora que ha dedicado su carrera a educar niños inmigrantes en EE.UU. obtuvo el Global Teacher Prize 2021

noviembre 19, 2021 in Noticias

Keishia Thorpe imparte clases de inglés a alumnos de un colegio donde más del 85% de los estudiantes son hispanos y el 95% se identifican como de bajos ingresos.

El Premio Global a la Enseñanza (Global Teacher Prize), un galardón anual dotado con 1 millón de dólares (unos 791 millones de pesos), se le concedió a la profesora de secundaria Keishia Thorpe, que ha dedicado su carrera a educar niños inmigrantes en Estados Unidos. Al conocer que había ganado, Thorpe, rodeada de miembros de su familia y viendo la ceremonia del premio en París a través de una conexión de video, primero rió y luego sollozó, con la cabeza enterrada entre las manos. “Solo doy gracias a Dios por este momento”, dijo. “Esto es para animar a todos los niños y niñas negros que se parecen a mí, y a todos los niños del mundo que se sienten marginados y tienen una historia como la mía, y que sienten que nunca han importado”, afirmó Thorpe a la presentadora de la ceremonia, la actriz francesa Isabelle Huppert. 

“Debemos asegurarnos de que todos los estudiantes tengan la oportunidad de triunfar y ninguna ley o política debe privarles de ello”, agregó. Thorpe da clases de inglés a alumnos de 12º curso que están aprendiendo inglés en el International High School Langley Park de Bladensburg, en el estado de Maryland. 

Más del 85% de los alumnos de la escuela son hispanos y el 95% se identifican como de bajos ingresos, según la mención del premio. Thorpe creció en la pobreza en Jamaica, antes de emigrar a Estados Unidos con una beca de atletismo. Mientras estudiaba, fue voluntaria como tutora en una escuela del centro de la ciudad, y se inspiró para convertirse en profesora cuando vio la falta de oportunidades a la que se enfrentaban los estudiantes. Al Premio Global a la Enseñanza se le describe a veces como el Premio Nobel de los educadores. Fue creado por la Fundación Varkey, un fondo filantrópico, y organizado en colaboración con la organización cultural de las Naciones Unidas, UNESCO, que tiene su sede en París. El año pasado, el premio fue concedido a Ranjitsinh Disale por su labor de enseñanza a niñas, la mayoría de ellas procedentes de comunidades tribales pobres, en una escuela de un pueblo del oeste de la India.

Fuente: Emol.com

por EducaFME

Mineduc enviará proyecto de ley para ampliar desmunicipalización de colegios

noviembre 19, 2021 in Noticias

Fuente: El Mercurio

por EducaFME

Por qué en el colegio los niños deberían estar de pie en lugar de sentados

noviembre 18, 2021 in Noticias

Imaginemos por un momento el aula en la que recibíamos lecciones durante nuestra niñez o adolescencia.

En este entrañable viaje mental redescubriremos, seguramente, una sucesión de pupitres alineados en filas, donde cada uno de nosotros tenía su lugar inamovible.

Aquellas habitaciones eran espacios más o menos ordenados.

Estaban diseñados para desplazarnos únicamente dentro de unos límites restrictivos: desde la silla hasta la pizarra, o hasta la mesa del profesor, trazando una órbita de ida y vuelta que se quebraba con el resonar de la sirena que anunciaba el final de las clases.

Solo ocasionalmente podíamos alterar el mobiliario (con cierto estruendo) para formar un pequeño grupo en actividades colaborativas.

Eran momentos de cierta distensión, en los que aprovechábamos para conversar con nuestros amigos y relegar las tareas a un segundo (o tercer) plano. En cierta medida, implicaban una tímida reivindicación del caos.

Esta rígida organización no solo forma parte del acervo experiencial de la mayoría de quienes pisamos alguna vez un colegio. Fue concebida para estimular la atención del alumnado y minimizar su tendencia natural al movimiento.

¿Pero acaso no es necesaria cierta exploración del entorno para aprender? ¿No fue así como nuestra especie construyó su conocimiento a lo largo de miles de años?

Investigaciones recientes cuestionan seriamente la utilidad de permanecer sentados durante las largas horas en que se extiende la docencia. La evidencia científica sugiere que atender de pie podría tener ventajas, algunas de ellas imprevistas.

¿Por qué estudiar de pie?

Uno de los principales problemas de salud en la infancia y la adolescencia es, sin duda alguna, la obesidad.

Los estilos de vida sedentarios y el consumo de alimentos ultraprocesados contribuyen decisivamente a ello. Además de aumentar el riesgo de patologías endocrinas y cardiovasculares.

Este hecho, ampliamente contrastado en la literatura científica, ha empujado a explorar nuevas estrategias preventivas en el entorno escolar.

Además de la promoción del ejercicio físico, fundamental para un desarrollo saludable, empiezan a postularse modificaciones sustanciales en la configuración clásica del aula dirigidas a estimular la movilidad.

Una de las propuestas más interesantes consiste en el uso de pupitres elevados. Se trata de mesas que permiten a los estudiantes mantenerse de pie o sentarse según sus necesidades.

Constituyen una alternativa que suele combinarse con la posibilidad de desplazarse por el aula para interactuar con otros compañeros, apostando firmemente por el dinamismo y la colaboración.

Las primeras investigaciones realizadas sobre los potenciales beneficios de este cambio de estrategia docente han permitido identificar al menos dos: el aumento del gasto energético (del 17 % al 30 %) y el mantenimiento de la atención (según autorreportes de los propios profesores).

Estos hallazgos preliminares han abierto la puerta a creativas hipótesis de investigación.

Teniendo en cuenta que la actividad física incrementa el rendimiento cognitivo en población infantil y adolescente, ¿sería posible conseguir un efecto similar empleando estos pupitres?

¿Estudiar de pie puede mejorar el rendimiento cognitivo?

Hasta hace poco tiempo, las referencias sobre una eventual mejora en el rendimiento cognitivo atribuible a estudiar de pie eran prácticamente testimoniales. Y muy poco rigurosas.

En el mejor de los casos, se limitaban a la apreciación subjetiva de los docentes. Pero no introducían una metodología que permitiera trazar conclusiones sólidas.

Eso cambió hace poco cuando un grupo de investigadores estadounidenses diseñó un estudio longitudinal (de dos años de duración) en el que participaron dos clases de un instituto de Texas.

En una de las aulas se introdujeron pupitres elevados, mientras que en la otra mantuvieron los tradicionales. Los participantes fueron adolescentes en su totalidad, con una edad promedio de 14 años.

Tanto el currículum académico como los docentes encargados de impartirlo fueron idénticos en ambos casos.

Al final del proceso se comparó a los alumnos de las dos aulas usando pruebas neuropsicológicas computarizadas y técnicas de neuroimagen (espectroscopia infrarroja).

Los resultados fueron más que sorprendentes. Mostraron que los jóvenes que habían estudiado durante el tiempo previsto usando pupitres elevados habían mejorado en su memoria de trabajo (capacidad para retener información y procesarla para adaptarse a una tarea) y en sus funciones ejecutivas (autocontrol, resolución de problemas, planificación, etc.).

Además, se pudo apreciar que su lóbulo frontal izquierdo (una zona del cerebro que no madura completamente hasta bien entrada la tercera década de la vida) estaba más activa durante la realización de las pruebas.

Las evidencias sugieren un uso intensivo del razonamiento abstracto y una superior capacidad de inhibición de los impulsos.

Hoy en día existe amplísima evidencia de que tanto la memoria de trabajo como las funciones ejecutivas son esenciales para adaptarnos a los problemas cotidianos, en los que priman la ambigüedad y la novedad, o donde no existe siempre una respuesta absolutamente perfecta.

Sus resonancias, por tanto, podrían extenderse incluso más allá de lo puramente académico.

Aunque resulta tentador lanzar las campanas al vuelo, todavía queda mucho camino para esclarecer completamente las causas exactas de un fenómeno que podría revolucionar el modo en que entendemos la educación.

Fuente: Prof. Joaquín Mateu Mollá /theconversation.com /bbc.com 

Imágenes: Getty Images

por EducaFME

Directivos de Antofagasta se diplomaron en liderazgo para contextos de crisis y complejidad

noviembre 17, 2021 in Experiencia Destacada

Dirigido a líderes de establecimientos educacionales y jardines infantiles participantes del Programa Primera Infancia de Fundación Minera Escondida

Con gran emoción recibieron su diploma treinta ochodirectivos de Antofagasta quienes en plena pandemia participaron del diplomado de educación “Liderazgo para el aprendizaje en contextos de alta complejidad”. El curso impartido por la Universidad Diego Portalesbuscó desarrollar nuevas competencias y habilidades que les permitan resolver de manera efectiva contextos de crisis sin perder el foco en el aprendizaje y los derechos de los niños y niñas.

El programa de formación de capacidades para el liderazgo y la gestión directiva contó con la participación destacada de líderes educativos de las escuelas Reverendo Padre Patricio Cariola D-136, Darío Salas Díaz D-75, República de Los Estados Unidos D-73, Juan Pablo II D-129, Rómulo Peña Maturana D-85 y el Liceo Artístico Armando Carrera González F-60.Además de los jardines infantiles: Dumbo, Fundación Minera Escondida, Semillita de Vida, Trencito de Lulú, María Enseña, Granito de Arena, Los Llamitos y Ayelén. Recintos dependientes de la CMDS, Junji e Integra. 

Para Elizabeth Haack, directora del jardín infantil Ayelén de Fundación Integra, el diplomado entregó nuevas herramientas para enfrentar el difícil escenario educativo. “Fue un diplomado pensando para aprender de manera colectiva, no solo aprendí gracias a los contenidos de los profesores de la universidad, que fueron excelentes, sino también de las experiencias de mis propios compañeros y colegas”, explicó la educadora.

Marcelo Illanes, director de la escuela Reverendo Padre Patricio Cariola, destacó la formación como una manera de contextualizar el liderazgo de su comunidad educativa. “Nos permitió llevar la escuela a la casa y contribuir a generar una dinámica socioeducativa en los hogares, profundizando en nuestra labor como agentes educativos”.

“Nos ha servido mucho cursar este diplomado, porque trabajamos en contextos de pobreza, no solo económica, sino también social, educativa y espiritual. Por lo tanto, nosotros estamos llamados a cambiar esas realidades”, expresó Diana Moreno, directora de la escuela República de los Estado Unidos D-73.

El diplomado desarrollado entre los meses de agosto de 2020 y septiembre de 2021, estuvo dirigido alíderes de establecimientos educacionales y jardines infantiles participantes de la segunda versión del Programa Primera Infancia de Fundación Minera Escondida.

“Concluimos de manera presencial un proceso profundamente valioso para los y las directoras de escuelas y jardines infantiles de Antofagasta, brindándoles una capacitación en el momento y con los contenidos oportunos. La pandemia nos remeció a todos y todas, sin embargo, la educación fue uno de los sectores más afectados. Nuestro compromiso fue acompañar de manera concreta y entregarles nuevas habilidades para enfrentar de manera adecuada el proceso educativo de los niños y niñas, y sus familias”, indicó José Antonio Díaz, director ejecutivo de Fundación Minera Escondida.

El diplomado ejecutado en doscientas horas pedagógicas, mediante formación sincrónica online, horas de trabajo asincrónico y mentorías de acompañamiento, favoreció el desarrollo de habilidades y competencias en las y los directivos para transformar las crisis en oportunidades de aprendizaje tanto para los niños y niñas como para el equipo docente del centro educativo.  

“No se había hecho una experiencia de liderazgo paradirectivos y directivas que trabajan en primera infancia como la que estamos viendo. Me llamó la atención el entusiasmo y la participación del grupo. El hecho de que treinta ocho personas, de cuarenta y uno, aprobaran el diplomado con un 98% de asistencia, en un tiempo muy difícil, me deja la sensación de que fue una experiencia llena de enriquecimiento y aprendizaje”, señaló José Weinstein, director Programa Liderazgo Educativo de la Universidad Diego Portales.

Formación que concluyó con la ceremonia de titulación realizada en el Edificio Comunitario de Fundación Minera Escondida, la cual fue transmitida de manera simultánea vía YouTube y Facebook.